Suplementos a juicio

 <¿Cuál es tu prioridad? La salud o el físico>

¿Cuántas veces has pensado en tomar suplementos deportivos para alcanzar resultados antes? Escuchas que mucha gente los compra y consiguen su objetivo deseado en menor tiempo que quienes no los ingieren. Entonces, te dices ¿ y porque yo no?, pero aun así dudas porque algo te dice que puede tener efectos secundarios.

Si este es tu caso, haces muy bien en titubear, ya que al fin y acabo  eres lo que comes.  La cuestión es saber qué debes modificar en tus hábitos diarios para llegar a tu meta. Es decir, si  lo que necesitas es cambiar tu entrenamiento, añadir suplementos a tu alimentación, o quizá solo baste con modificar tu dieta.

TIPOS DE SUPLEMENTACION

tipos de suplementosEs importante  diferenciar entre suplementación  farmacéutica, nutricional y psicológica. Si, también esta última tiene un gran efecto, ya que concentrarnos en nuestro objetivo es fundamental.  No es lo mismo “ir por ir” al gimnasio,  que el realizar una actividad para evitar estrés, divertirse o relajarse. Y es que es increíble como la mente puede jugarnos una buena o mala pasada. Seguro que has oído hablar del efecto placebo.

Por una parte, los suplementos nutricionales son nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales…) Se obtienen por medios naturales o por imitación sintética. Su función es la de suplir alguna carencia debida a una mala alimentación, por la práctica de deporte o por el estrés.

Por otro lado, un suplemento farmacéutico se fabrica en laboratorios y tienen un efecto curativo. Éstos son estudiados mediante ensayos clínicos para probar su eficacia y efectos secundarios. Aunque la mayoría son de síntesis química, muchos principios activos se obtienen de sustancias naturales.

A pesar de la amplia gama de suplementos del mercado, se puede  aumentar la ingesta de nutrientes, antes de recurrir a estos. Es decir, si hay ausencia o deficiencia de algún nutriente, siempre debemos dar prioridad al alimento natural, como su fuente de recurso.

CONSECUENCIAS NEGATIVAS

Son muchos los cambios que se pueden generar en nuestro organismo si tomamos suplementos además de alimentarnos de forma equilibrada. Los principales motivos para tomarlos suelen ser: adelgazar, definir abdominales, crecer  la musculatura o aumentar el rendimiento de entrenamiento.

Recuerda que al igual que una carencia de nutrientes conlleva problemas de salud, excederse en sus raciones puede tener efectos nocivos porque se genera un desequilibrio en todo nuestro metabolismo.

nuestro higadoUno de los problemas son los hepáticos, los cuales pueden generarse incluso por suplementos naturales, ya que natural no significa seguridad.

El hígado realiza muchas funciones vitales; filtra la sangre, elimina toxinas, almacena vitaminas, glucógeno y en él se sintetizan proteínas. Además, es fundamental para la digestión de lípidos y  carbohidratos, ya que en él se segrega la bilis.

Lo que ocurre con la ingesta de suplementos es que el hígado se sobrecarga y ya no rinde produciéndose inflamación u otras dolencias.

Es sorprendente ver la cantidad de gente que basándose en que “uno mismo es su mejor medico” deciden tomar suplementos sin consultar a un experto. Tampoco ayuda el hecho de que hay una venta libre de estos productos sin prescripción médica.

Muchos aficionados a suplementos ni siquiera se realizan un control analítico para comprobar si les afecta a su salud. Lo peor es que a veces, los efectos no son a corto plazo sino a muy largo plazo, cuando quizá la persona se confía y deja de seguir realizando analíticas porque presupone que si no hubo efectos al principio ya no los habrá más adelante.

También, se da por hecho que al realizar deporte de forma continua nuestro cuerpo necesita un mayor aporte de proteínas, azucares y otros nutrientes. Pero ¿son necesarios los suplementos? La respuesta es que si se trata de una sustancia que nuestro cuerpo fabrica de forma natural, fabricará más si existe una necesidad mayor y no hará falta tomar ningún suplemento.

QUIMICA DE ALGUNOS SUPLEMENTOS

suplementos deportivosLos suplementos más comercializados son ricos en proteínas, ya que el objetivo más buscado suele ser el crecimiento muscular. Otros suplementos son basados en  creatina, y por último los multivitamínicos.

 

BCAAs (Branched-Chain Amino Acids)

Este suplemento proteico consiste en tres aminoácidos específicos de cadena ramificada (leucina, isoleucina y valina) asociados a los procesos de iniciación de la síntesis proteica e incremento de la masa muscular.

Sin embargo, las proteínas son estructuras químicas muy complejas y no necesitan sólo tres aminoácidos. Realmente, están construidas por veinte de ellos en diferentes formas de combinación. Por lo tanto, lo necesario para optimizar la ganancia de masa muscular sería comer suficiente proteína de alta calidad pero a través de alimentos. De hecho, no hay pruebas científicas de que estos suplementos de BCAAs mejoren el anabolismo muscular.

Creatina

También conocida en Química como α-metil guanido-acético, es un ácido orgánico nitrogenado que se encuentra en los músculos y células nerviosas de algunos organismos vivos.

Es muy usada por su promesa de incrementar tu energía,  masa muscular y mejorar tu resultado deportivo. Por el contrario, no hay evidencias probadas, pero si sus efectos secundarios. Algunos síntomas apuntan a dolor estomacal, gases, diarrea o calambres así como sobrepeso. Éste último radica en la  retención de agua intramuscular producida.

Pero no acaba aquí todo. Este aumento puede generar problemas renales y deshidratación ya que toda el agua va a parar a los músculos.

Por último, una sobreingesta como suplemento hace reducir su síntesis propia del cuerpo, porque se acostumbra a recibirla externamente. Éste es uno de los cambios que más modifica nuestro metabolismo.

Todos estos efectos se pueden evitar comiendo alimentos ricos en creatina como; carne roja, arenque y salmón. También se puede encontrar en dosis medias en productos lácteos y huevos, y en cantidades inferiores en algunas verduras.

INGREDIENTES OCULTOS

anabolizantesUna gran cantidad de estos productos incluyen un alto porcentaje de sustancias nocivas. Esto ocurre en los suplementos proteicos, que contienen los conocidos anabolizantes.

Estas sustancias químicas son conocidas como esteroides anabólicos, diseñados sintéticamente a partir de la hormona masculina testosterona.

¿Por qué? La razón es que la función de esta hormona es el crecimiento muscular. Por eso se explica que los hombres posean más masa muscular que las mujeres. Este crecimiento se consigue al incrementarse de 10 a 20% el volumen total de la sangre. Así, los músculos se oxigenan mejor, retienen más nitrógeno y les llega mayor cantidad de nutrientes.

Sin embargo, sus efectos adversos son numerosos. Desde acné y masculinización hasta ataques al corazón y cáncer del hígado.

Concluyendo, ¿merece la pena arriesgarse a poner en juego tu salud por conseguir antes un mismo resultado? ¿Para qué tomar suplementos si ese nutriente esta en alimentos naturales?

Recuerda, los mejores suplementos  no deben sustituir una alimentación equilibrada, un buen plan de entrenamiento y un descanso suficiente. Muchas veces con estos hábitos saludables es más que suficiente para obtener tus objetivos deseados. Pero si al final decides tomarlos, ante todo lleva un control analítico constante.

Deja una respuesta